lunes, 9 de abril de 2018

De Puertas Abiertas

He arañado sin nombres capas de nosotros cuando fuimos, fluimos, buscamos un bosque donde sentarnos y dejar por fin el tiempo ir; por fin…

Mis nudillos de sangre, los restos de ti por los suelos, las vanas glorias hijastras del pensamiento, vientos horadados… Y cuanto más escarbo buscando tus grutas más me alejo del sol, buscando lunas de invierno. Esas noches que por ansias imposibles de apresar, bandoleras de mis quieros y mis haberes, viajes sin retorno a ninguna parte. 

Echando de menos hasta los humos que entran en mí para desaparecer luego, hasta eso… he boicoteado mis planes, bebido miedos, dudas, ímpetus explosivos sin diana, parcos medios de consumo, yugos programados, reprogramas, fajos rallados por bolsillos; a pestañas cerradas.
Alborean las misas y es gerundio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario