sábado, 17 de noviembre de 2018

Soy Todo Eso que Queda Cuando ya No Estoy

Cuando capeando las olas, cuando reviviendo lo que no debió dejar de estarlo, cuando me levanto y hay frío y fuera nieva, y por todos lados desuela y miente y deshilvanan el trabajo de las madres, ahí en ese mismo surco de tropezarse y caer hasta el fondo del asunto, ahí  podemos sentir ese frío de muerte palpitante, de presencia agónica que quiere hablar y atragantado de esencias y mártires recata su opinión en el cajón último del armario, junto las joyas deslucidas, ropas raídas y sonrisas enranciadas.

Me encanta ese momento en que las manos tibias acercan dos almas para siempre sin necesidad de consuelos ni de películas de sobremesa; sólo tú, yo, los marcos y deslices, las barcas y delicias; y el tiempo que pasa en presente sacando sonrisas a unos labios marchitos.


jueves, 1 de noviembre de 2018

Aquí Está Pepi y Todo...

Hoy me enjuagué la cara en pretéritos,
insufribles cantos de sirenas,
ensordeciendo la vista...
Fue ayer,
cuando los días perdidos,
y las sillas vaciadas de ánimo;
baldaba yo los cienos,
las piedras no cesaban,y...
los golpes, los cirios,
la falta de orquesta final,
sola en mi banda de retales...

Si me llega la hora que sea conmigo; dejando lo cierto y aferrando las mañanas con mañas de acariciar y el balcón que sólo traiga aromas, viento del sur, y palanganas de las de adornar peldaños. Bancos de piedra desgastados, al fin llegue y con paz o sin ella me arrodille como nunca y para siempre.

Cuando piensas que todo está dicho, todo construido, todo... llega el momento dulce del caos...


lunes, 29 de octubre de 2018

Apuntalando el Cielo

Macerando octubre,
como quien se siembra las piedras,
aventurando los ojos del asalto,
y la jugada de bolsillo roto;
calcamos impresiones en grises,
amagos de un sí en blanco y negro,
y fieles dogmas
pero en piel atea, libertina,
salvaje hasta de más,
hasta con menos,
siempre los menos que son más, aventajando, cubriendo espaldas...












jueves, 18 de octubre de 2018

Instinto vs Mente vs Destino

¿Crees en las casualidades? ¿la magia? ¿el qué sé yo ahí adentro que a pesar de las brumas te empuja contra las piedras del camino abriéndote la cabeza a mil opciones?
Cómo parar el viento
de un segundo de tormento,
cómo regirse por uno
si ciento es mi sino en su cieno;
ensuciarse las agallas
con agua, con mar,
con corrientes alternas,
y destellos sin control,
en piezas de puzzle,
perdidas en caminos que no anduve;
cómo montarse entonces...
cómo remontarse el río,
y reírse al final,
cuando los años sean hijos,
y la carne yazca ,
y los hilos moren,
en otras casas,
en otras mesas de comer,
en vástagos de la vida que no vi,
sacarse de las casillas el vicio,
las venas rotas de sangrarse
el rojo en ira contenida,
entre escudos
dejar la vida a escurrir
hasta el último peldaño;
tropezarse las horas con los labios...


lunes, 1 de octubre de 2018

Atardece...

Como las olas, como las rutinas a un día sin color,
se llegan las hojas a enraizar a un pie de página,
a unas manos tejiendo recuerdos de aquellos días,
roscas pasadas, planetas alineados y pecados por cometer.

Coge este brazo de cenizas que el viento se derrama,
y las hoces del tiempo rondan mis pensamientos,
mis cien voces, mis ganas de parar el reloj a manotazos
y arrebatarte con sorna el sol, dejarte entre pieles.




























miércoles, 22 de agosto de 2018

Puro Vicio

Nada arde más duro que un recuerdo,
ni se vencen miradas,
guiños a un porvenir,
desanudando gargantas;
nada más duro que un abrazo de despedirse,
más loco que un día solo,
amando solo, siendo sólo,
dejar pasar a los pájaros
al gris de un día en blanco;
y fallar sin penas ni reproche,
a falta de dos...

cuánto vicio al mirar,
y cuánto derrocho al hacerlo,
con uñas y sin dientes,
para ti desde aquí te digo,
que son mis días uno sólo,
en el que me siento a mirar,
y pasan por la calle a miles,
y no les veo aunque mire,
cuesto entender desde afuera,
y los labios de no usarlos se engangrenan,
se enmohece la pena de tanto chiste,
tan mal contado que no reí;
no vi la pena tras tus dedos,
que movían el aire a carcajadas,
y hablaban de un tiempo...
otros aires,
otra sangre por las venas;
un callar de a traguitos.No sé si es verdad eso de que no hay más ciego que quien no quiere ver, pero hay quien se hace maestro en cargar frustraciones e intentar mirar hacia otro lado. Y ahí con la mirada vaga y el alma encogida pasan los días igual que ayer y parecido a mañana envueltos en capas de disconforme aliento.

martes, 21 de agosto de 2018

Tiempo, sólo... tiempo...

Cuántos mimos fingiendo tu farsa,
tanta luz...
mostrando mis sombras,
mis brazos tendidos,
la boca seca de reír,
las semillas hilarantes
de ese haber de penumbra;
ese entrever o entrenseñar
o divisarse a lo lejos,
entre tantos, entre el grano,
párpados aquejados de ternura,
inmóviles, inquietos,
hijos de la premura,
de obligado peso...
días de sol de piel ardiente y olores a tormenta de verano.